Volver al �ndice

De la ausencia de imaginaci�n (y sus ventajas)

Peter Romero

Frank Miller no tiene imaginaci�n. Es eso o sus facultades mentales se han visto severamente afectadas por el inmisericorde paso de los a�os. (1)

Quisiera determinar porqu�, gui�n tras gui�n, Miller pierde calidad. En Batman A�o Uno, el amigo Wayne vuela una pared en la mansi�n del intendente de Gotham City y se enfrenta a los pol�ticos, los empresarios, los mafiosos (con y sin uniforme policial) y les anuncia: "Damas y caballeros, han comido bien. Se han comido la riqueza de Gotham. Su esp�ritu. Su banquete est� por terminar. A partir de este momento ninguno de ustedes est� a salvo". En ese momento, Batman define a su verdadero enemigo: no un delincuente particular sino la clase que domina el sistema. Me parece que la ant�tesis de esta definici�n del enemigo se puede leer en la serie Sin City. La corrupci�n que se ataca es la de aquellos poderosos que usan el poder para satisfacer ciertos vicios, como la paidofilia (2).

Este tipo de cr�ticas, que tanto resultado le han dado a Chacho Alvarez y a Enrique Pinti, parece decir que las clases dominantes no son el problema salvo cuando alguno de sus miembros se aparta de la senda del bien violando ni�as o qued�ndose con alguna comisi�n. Seg�n parece, Miller se pas� al bando de la clase media moral. El tiempo pasa.

Se me ocurre una alternativa m�s agradable, sobre todo en estos tiempos de S�batos, Chopraks, Cohelos y otras mierdas New Age por el estilo que desafinan loas a la irracionalidad. Se me ocurre que tal vez Miller sea un campe�n de la l�gica, de la fr�a y hermosa l�gica. Tal vez crear una gran obra no sea tanto cuesti�n de inventar (cosa que casi cualquier falto puede hacer) como de ser capaz de deducir a partir de algunos axiomas b�sicos las consecuencias que de ellos se derivan. Tal vez las versiones que Miller hace de Batman o Daredevil sean tan superiores a las dem�s porque son las m�s coherentes con sus or�genes, las premisas iniciales que otros z�nganos tuvieron la fortuna de inventar. (Es pat�tico comprobar que algunos infelices -Schumacher, Kane- piensen que teniendo Batman el origen que tiene puede ser protagonista de operetas pseudoc�micas). Por eso elijo creer en un Miller sin imaginaci�n, y esto no es un insulto; en un Miller que cuando intenta inventar las condiciones que dan nacimiento a sus h�roes produce s�lo obras menores (3) pero que al mismo tiempo es capaz de comprender a un personaje mucho mejor que el que tan s�lo lo cre�. El azar quiso que otro inventara a Batman, pero fue Miller el que lo hizo llegar a ser el Se�or de la Noche.

Volver al �ndice

Notas

(1) Nada mejor que empezar una nota con afirmaciones exageradas. Solo dIOS sabe cu�ntas barbaridades se hacen s�lo para hacer notar que uno existe

(2) Hablando de infantes, viendo como Miller dibuja a Nancy en That Yelow Bastard y c�mo plantea su relaci�n con el polic�a se me ocurre pensar que tal vez Frank llegue a ser el futuro DT de Boca, o integre el panel de "El equipo de primera".

(3) Como es obvio, Elektra desbarata esta teor�a. Es una suerte que nadie lea las notas al pie.